SITIO OFICIAL

Mate amargo y dos bizcochos duros para pasar preocupado las fiestas

BERAZATEGUI PERDIÓ 2-0 EL CLÁSICO CON ARGENTINO DE QUILMES EN EL ESTADIO DE QUILMES Y SIGUE ÚLTIMO EN LA TABLA DE PROMEDIOS

La multitud que acompañó a Berazategui fue pura algarabía en la previa y toda decepción tras el final adverso.

 

POR QUIQUE RODRÍGUEZ

———————-

Para ADB Oficial

 

Cuenta la leyenda que hace 120 largos años, Argentino de Quilmes es el primer club de fútbol criollo, formado íntegramente por jugadores argentinos. Y que convidaba al circunstancial equipo rival con una taza de mate cocido y bizcochos de grasa, bien argento –costumbre que se mantiene todavía con todos los medios de prensa- para diferenciarse de su archirrival, el Quilmes Athletic Club, de enraizadas costumbres inglesas e invitaba a sus rivales a tomar el Tea o´clock.

En ese entorno tan pintoresco, y con el colorido de ambos públicos, ayer “El Mate” le convidó esa espirituosa bebida que fue por demás amarga y dos bizcochos –léanse goles- muy duros a una Asociación Deportiva Berazategui que empezó mostrando una cara vivaz y vigorosa y terminó envuelto en la decepción ante una multitud “Naranja”, y recibió ese 0-2, con conquistas de Brian Duarte en la primera mitad, y Leonel Barrios, en la segunda, con preocupación de cara a unas fiestas complicadas y con dudas en el futuro, habida cuenta que, con esta caída, sigue última en la tabla de los promedios, la misma posición que ocupaba al inicio del torneo de la Primera C, pero habiéndose disputada ya la mitad del certamen.

El comienzo fue del local “prestado”. Conducido por su cerebro, Brian Duarte, la figura del campo, encontró los espacios para encerrar a su adversario durante los primeros minutos.

El anfitrión avisó con un centro envenenado desde la izquierda que encontró el manotazo salvador del reaparecido Sebastián Hernández -ausente la fecha anterior por una dolencia muscular- que derivó en un cabezazo de Elías Martínez al caño izquierdo del “1” visitante y con un par de intentos peligrosos ejecutados deficientemente.

Acosado por su oponente, “Bera” trató de sacar fuerzas de flaquezas y comenzó a luchar el mediocampo, con el esfuerzo de Facundo Macarof y Lautaro Guattini, más un intermitente Germán Díaz, que alternaba algunos toques precisos, sutiles, y algún remate desde afuera bien contenido por Adrián Leguizamón, con varios pases imprecisos, impropios de su calidad.

Sin embargo, cuando parecía que la visita había emparejado las acciones, llegó un slalom de derecha a izquierda del propio Duarte que tomó a contra pierna a Motta, Madero -jugó por debajo de sus reconocidas virtudes- y clavó un prodigioso zurdazo abajo, pegado al caño diestro de Hernández.

Tocado en su amo propio, Berazategui reaccionó mostrando su mejor cara en la postrera media hora de la primera etapa. Con Díaz más “enchufado”, Macarof mejor abastecido y Cristian Milla y Ricardo Segundo, más peleadores frente a la zaga del rival, el conjunto de Marcelo Barrera llegó claramente en varias ocasiones pero, por hache o por be -llámense deficiencias propias para definir o injusticias del árbitro Daniel Rubio, de floja labor- no pudo lograr un empate que bien hubiera merecido.

Dos combinaciones idénticas elaborada por la izquierda con la juntada de Díaz, Guattini y Motta, el centro al corazón del área y Milla, actor principal del desenlace, definiendo una muy bien cruzando su remate al fondo del arco, pero anulado por un offside bien finito y discutible, y la otra levantando su derechazo sobre el travesaño desde una posición inmejorable.

“Bera” no cejó su intento de empatar sin revolear la pelota, apelando a la paciencia y los toques cortos, consiguiendo asustar en un par de ocasiones más al “1” local pero sin resultados positivos.

Un jugadón por la izquierda culminado por un pelotazo de Guattini que se escapó a centímetros de un ángulo y un penal clarísimo por una mano en posición demasiado antinatural de un defensor del “Mate” ante un cabezazo de Segundo, conspiraron contra las intenciones de la visita.

Hacía rato que el elenco de Pedro Monzón había perdido la brújula y estaba nervioso e impreciso, sin respuestas claras ante el dominio ajeno.

Sin embargo, una conformación rara del banco de suplentes, con cuatro mediocampistas que juegan en el eje del centro campo -Iván Sacino, Juan Carlos Horvat, Nahuel Pérez y César Sarasibar- y las lesiones de Julián Martínez y Martín Iglesias terminaron complicando las posibilidades de a los de Barrera, quien, en su afán

Por sumar delanteros, puso a Jonathan Maciel por Guattini, pero dejó en el banco a un revulsivo con energía como el pibe Nahuel Pérez, desbalanceando la media cancha, habida cuenta la lentitud de Iglesias, el agotamiento de Macarof por “hacer la banda” y la falta de compromiso en la marca del creador Díaz.

Así, frente a un equipo descompensado y desesperado que había perdido la paciencia y tiraba “bochazos” sin destino, Argentino de Quilmes pensó mejor el partido, esperó su oportunidad y clavó el 2-0 por intermedio de Barrios, ingresando sin rivales a la vista, junto con otros dos compañeros habilitados, para fusilar al pobre Hernández. Faltaban casi 20 minutos pero el partido, allí, literalmente, se terminó.

“El Naranja” terminó de desdibujarse y quedó expuesto a otras peligrosas acciones que no fueron gol de casualidad.

Lo que viene es una limpieza del plantel, el enfoque hacia la contratación de algún goleador de los de antes, de. Al menos, un gol cada dos partidos, y alguien que maneje el eje del mediocampo con claridad y sencillez, quitando y dándole la pelota a los del mismo color de su camiseta.

Con el resultado puesto, a cinco puntos de San Martin de Burzaco y esperando que Lamadrid pierda su próximo partido para que quede debajo suyo ya que divide distinto, Berazategui pena por su presente. El fantasmita de la D se empieza a transformar, poco a poco, en fantasma y es hora de tomar decisiones para cambiar el rumbo. Si no, la mano seguirá bien difícil de cara a un futuro para nada alentador.


FORMACIONES E INCIDENCIAS:

10-12-2018, Estadio de Quilmes, provincia de Buenos Aires.

Fecha 19 del torneo de Primera C 2018-2019.

 

Argentino de Quilmes: 2 (local) – Asociación Deportiva Berazategui: 0

 

POR QUIQUE RODRÍGUEZ
———————————————
Para ADB – Oficial.

Foto publicada por “Solo Ascenso”, de ADB Oficial.

Argentino de Quilmes (sistema 4-3-1-2): 1- Adrián Leguizamón (CAP); 4- Leonel Barrios, 2- Elías Martínez, 6- Santiago López, 3- Nicolás Herrera; 8- Franco Cristofanelli, 5- Enzo Zárate, 7- Walter Hermoso Soria; 10- Brian Duarte; 11- Sergio Marclay y 9- Brian Chávez.

No ingresaron: 12- (AS) Sebastián Moschini; 13- Matías Correa; 14- Diego González; y 18- Matías Irala.

DT: Pedro Monzón.

 

Berazategui (sistema: 4-4-2): 1- Carlos Sebastián Hernández; 4- Julián Martínez, 2- Matías Villavicencio, 6- Matías Madero, 3- Federico Motta; 8- Facundo Macarof, 5- Martín Iglesias, 10- Germán Díaz, 11- Lautaro Guattini; 7- Cristian Milla y 9- Ricardo Segundo. 

No ingresaron: (AS) 12- Aín Acosta Luna; 13- Nicolás González, 15- Juan Carlos Horvat, y 17- Nahuel Pérez.

DT Marcelo Barrera.

 

Goles: 17’ Brian Duarte (AQ) y 71’ Leonel Barrios (AQ).

 

Expulsados: No hubo.

 

Cambios: 54′ 16- Matías Martínez x Franco Cristofanelli (AQ), 58′ 18-Jonathan Maciel x Lautaro Guattini (ADB);, 67′ 14-Iván Sacino x Julián Martínez (ADB), 69′ 15- Fabrizio Acosta x Walter Hermoso (AQ), 84′ 16-Julián Sarasibar x Martín Iglesias (ADB) y 85′ 17- Rodrigo Marotti x Sergio Marclay (AQ).

Amonestados: Herrera (AQ) y Maciel y Macarof (ADB).

 

Árbitro: Daniel Rubino (mal, falló en el penal no otorgado y dudó en el gol anulado por fuera de juego de Milla, ambos para Bera y no echó a Macarof –ADB- por una fuerte entrada sobre Nicolás Herrera estando amonestado).

Asistente 1: Federico Fructos.

Asistente 2: Alejandro Peñamaría

: Sebastián Habib.