Otra vez la misma historia

POR QUIQUE RODRÍGUEZ

Para ADB – Oficial

Como ya le había sucedido en la última fecha frente a Leandro N. Alem, en el Norman Lee, cuando cayó por la mínima diferencia casi sin crear situaciones de gol, ahora, en el “Coliseo de Pampa y Miñones”,  la Asociación Deportiva Berazategui volvió a padecer de la misma anemia ofensiva, un desorden generalizado y una carencia de ideas alarmante.

Por esa razón, no extrañó que Excursionistas, haciendo lo justo y necesario, lo superara por 1-0, golpeando en el momento justo para, luego, sostener la ventaja cerrando filas, armando un vallado de desde el mediocampo hacia los dominios de su arquero Iriarte, dejar correr el tiempo ante la abulia ajena y abrazarse a un triunfo clave para ponerse “ahí” de su vencido en la tabla que más les importa a ambos: la de los promedios.

El arranque parecía auspicioso para los de Szeszurak, que sin ser una “tromba” ni nada que se le pareciera, al menos, con toques y triangulaciones por abajo y un par de aproximaciones bien pergeñadas por el mediocampo “naranja” y terminadas erráticamente por Italiani y Nadalín, Bera se ilusionara, aunque sufrió un duro y tempranero mazazo al encontrarse, de buenas a primeras, con el 0-1.

La falta de coordinación en la transición ofensiva-defensiva, y algunos cambios en la formación inicial que conspiraron contra sus intenciones (por ejemplo: ¿por qué salió del conjunto titular Matías Madero, el “6” de siempre, que le había hecho “la gamba” al DT y al equipo jugando de “4”’) le jugó una mala pasada a los huéspedes, que recibieron un aviso nefasto del que no tomaron nota cuando la zurda mágica de Dalmiro Gaeto -la figura del cotejo- armó una muy buena jugada replicadora que fue mal concluida por un Reynoso que definió mal con “la de palo”.

Hasta que, enseguida, en una rápida contra bien armada, Roldán cedió a Reynoso y éste, a Schonfeld, que aprovechando un rebote y ganándole las espaldas a Motta, llegar su centro “envenenado”  que encontró el toque goleador de Semería.

De allí en adelante, como sucedió en la tormentosa tarde, a “Bera” se le vino, literalmente, el cielo encima. Perdidos Sacino y Horvat en la zona de medios, y superados Macarof e Italiani por los mediocampistas locales, que le ganaban en número y en intensidad para la “segunda jugada”, fueron Motta y el reaparecido y fuera de “timming” Nadalín quienes sufrieron las consecuencias, ya que, varias veces les hacían el 2-1 y desnudaban grietas en la retaguardia propia.

Igual, el elenco de Manzini tampoco fue un dechado de virtudes, ni mucho menos, por lo que tampoco creó muchas situaciones. Apenas otra acción armada por Gaeto y mal cerrada por Montero, un cabezazo de Molina que Hernández sacó al córner y nada más en los 90 minutos.

Ante la ausencia de respuestas positivas, “El Búfalo” amontonó delanteros, sacó defensores y volantes y quiso llevarse a su rival de “prepo”. Pero, salvo el ingresado Milla, que, estando bien físicamente,  le aportó algo de luz a tanta oscuridad,  el resto deambuló por el campo sumando resignación e impotencia.

Prueba de ello fue la nueva expulsión del veterano Villavicencio, quien venía de cumplir una fecha de sanción, justamente por haber visto la roja dos partidos atrás. Si 11 contra 11, a la Asociación Deportiva Berazategui le costaba, con uno menos, más todavía. Apenas una defectuosa definición del “desaparecido” Italiani desde una buena posición y un par de aproximaciones que no llegaron a inquietar el “1” local.

Poco, muy poco para un equipo que hace un par de fechas venía puntero e invicto, con la valla propia en “0” y, que, de pronto, se encuentra otra vez con “la soga al cuello”, más por falencias propias que virtudes ajenas.

Es que las que antes salvaba Hernández o pegaban en algún caño, o las que fallaban los rivales desde inmejorables posiciones, ahora entran y las que en el pasado, con pocas llegadas, entraban en el arco contrario debido al oportunismo del “Naranja”, en los últimos tiempos no entran.

Se empezó a apagar la luz que iluminaba al “Naranja”, como el sol que esta tarde nunca apareció en el Bajo Belgrano, desnudando desacoples adelante, en el medio y atrás, que los resultados favorables disimulaban.

El domingo que viene, en el Norman Lee, se le viene otra parada complicada el “Naranja” frente a Victoriano Arenas. Será una muestra de carácter -una más- que deberá mostrar Bera para que, como en los últimos tiempos, no vuelva a repetirse la misma historia.

 


FORMACIONES E INCIDENCIAS:

C.A. Excursionistas (sistema: 3-5-1-1): 1- Nerón Iriarte; 3- Guillermo Esteban, 2- Damián Leyes y 6- Damián Molina; 4- Lucas Reynoso, 7- Alan Schonfeld, 5-Patricio Roldán, 8- Nahuel Arias y 11- Juan I. Semería; 10- Dalmiro Gaeto; 9- Sebastián Montero (Cap).

No ingresaron: (AS) 12- Matías Budiño; 14- Patricio González King; 15- Maximiliano Gimondo; y 16- Marcos Müller.

DT: Gabriel Manzini.

ADB 0 (sistema: 4-4-2): 1-Carlos Sebastián Hernández; 4- Lucio Nadalín, 2- Matías Villavicencio, 6- Nicolás González y 3-Federico Motta (Cap); 7- Facundo Macarof, 5- Iván Sacino, 8- Juan Carlos Horvat y y 11- Matías Italiani; 9-Ricardo Segundo y 10- Jonathan Maciel.

No ingresaron: (AS) 12- Aín Acosta Luna; 13- Nicolás Madero 14- Martín Iglesias y 15- Gastón Díaz.

DT Guillermo Szeszurak.

GOL: 15’ Semería (Exc).

CAMBIOS: 45’ 18- Cristian Milla por Horvat (ADB); 54’ 13- Leandro Montemarani por Roldán (Exc); 61’ 16- Ignacio Branda por Macarof (ADB); 74’ 17- Sergio Hipperdinger por Nadalín (ADB); 81’ 17- Lautaro Canitano por Semería (Exc); y 88’ 18- Andrés Guzmán por Montero (Exc).

AMONESTADOS: Reynoso (Exc) y N. González (ADB).

EXPULSADO: 82’ Matías Villavicencio (ADB), por doble amonestación.

ÁRBITRO: Mariano Negrete. Asistente n° 1: Arnaldo Melgarejo; Asistente n° 2: Rodrigo Solé. 4° árbitro: Gonzalo Pereira.